Datos personales

Mi foto

  1. Cartagenero de pura cepa. Estudiante con planes de futuro.
  2. Mi eslogan: A veces en la vida hay que saber luchar no sólo sin miedo, sino también sin esperanza.

domingo, 3 de febrero de 2013

Para todas esas madres con hijos discapacitados.



Para todas esas madres grandes por naturaleza y fuertes de por vida. 

Para todas esas madres que luchan y luchan por sus hijos discapacitados. 

Para todas vosotras que llenáis de vida a los que más lo necesitan.

Para todas ustedes, sois admirables. 

Para todas esas madres, que sois las más emprendedoras, sois vosotras los ángeles que ocupan nuestro cielo, sois vosotras el ejemplo a seguir, las que nunca tiran la toalla e intentan mover mar y tierra por que a sus hijos en algún futuro nos les falte de nada.

Esto es para todas vosotras, ya que sois el collar de diamantes que coronan y coronarán vuestros hijos.

Sois únicas, sois fuertes, hermosas por fuera y preciosas por dentro.

Sois vida, dais vida, sois un mundo, sois su mundo.

Para todas esas madres que nunca caen y que si tropiezan reaccionan rápido y al segundo están de pie, con más fuerzas, con más ganas, sufriendo, pero sabiendo que en algún momento alcanzarán la gloria de ver a sus hijos felices sin que nadie los discrimine, sin que nadie los intente apartar de la sociedad en la que ellos conviven como uno más. 

Para todas vosotras que os merecéis más que el infinito, un viaje nunca visto, un viaje que emprenderéis algún día, solo vosotras. 

Sois las madres del mundo, sois vosotras el verdadero amor, la pasión, el mayor querer que nadie ha contemplado. 

Sois vosotras la luz que guía y ayuda a ver a los que por desgracia, ven poco. 

Sois vosotras las que a escondidas lloráis, las que cuando lloran sus lágrimas son dulces recorredoras de un duro y largo camino que algún día llegaréis a alcanzar. 

Sois vosotras las que con palabras yo no puedo expresar porque no existen suficientes como para deciros todo lo que valéis, todo lo que os merecéis. 

Sois vosotras el campo de rosas que algún día recogerán otras madres. El color de muchas vidas, la verdadera magia que de cerca podemos contemplar.

Porque vosotras seréis el gran recuerdo de los que se quedan en este planeta.

Porque sois vosotras las que nos enseñan a seguir progresando, a seguir avanzando, a ser fuertes y poder combatir con cualquier situación. 

Mujeres y madres yo os admiro.

Mujeres y madres nunca cambiéis. 

Mujeres y madres con hijos discapacitados que sepáis que sois vosotras las que ilumináis su cielo, las que iluminan el mundo con la sonrisa más profunda, nunca os rindáis . 

Sois únicas.

Sois admirables.



Para todas esas madres que llenan de vida a los que más lo necesitan.




Hay mujeres que se convierten en madres por accidente; muchas por elección de amor; unas pocas por presiones sociales y una o dos por hábito.

Este año, aproximadamente cien mil mujeres van a ser madres de hijos discapacitados. ¿Alguna vez se te ocurrió pensar cómo son elegidas las madres de chicos discapacitados?.

De algún modo, yo visualizo a Dios revoloteando sobre la Tierra, seleccionando sus instrumentos de propagación con gran cuidado y deliberación, mientras observa. 

Él va diciendo a sus ángeles que anoten en un gran libro: "a María López un hijo y que el santo patrono sea Matías; a Margarita Torres una hija y que la santa patrona sea Cecilia; a Cristina Gómez mellizos y que el santo patrono sea Gerardo".

Finalmente le pasa un nombre a un ángel y sonríe:"A ella dale un hijo discapacitado".

El ángel siente curiosidad: "¿por que a ella, Señor, que es tan feliz?"."Exactamente", sonríe Dios, "¿podría darle un hijo con problemas a una madre que no conociera la risa, que no sonriera? Eso sería cruel". 

"Pero ¿tiene paciencia?", Pregunta el ángel. 

"Yo no quiero que tenga paciencia", dice Dios, "se va a ahogar en un mar de desaliento y de pena por sí misma y una vez que el shock y el sentimiento de dolor se le haya pasado, va a ser capaz de enfrentarlo. 

Yo la estuve observando hoy: ella tiene una fuerte personalidad, conciencia de sí misma y ese sentido de independencia que es tan raro en una madre. 

Mirá: el chico que le voy a dar va a tener su propio mundo. 

La mamá va a tener que hacerlo vivir en el de ella y eso no va a ser fácil".

El ángel acota: "Pero, Señor, por lo que sé ella ni siquiera cree en ti". 

Dios sonríe, "No importa. Eso se puede arreglar. Esta mujer es perfecta, tiene suficiente egoísmo". El ángel se asombra: "¿Egoísmo? ¿Acaso eso es una virtud?". Dios asiente: "Sí en este caso. Si ella no se puede separar de su hijo ocasionalmente, ese hijo no va a sobrevivir". "Acá tenemos una mujer que será bendecida con un hijo menos que perfecto. 

Ella todavía no se dará cuenta, pero es para ser envidiada. 

Ella nunca va a dar por supuesta una palabra hablada, ella nunca va a considerar un progreso como cosa natural. 

Cuando su hijo le diga "mamá" por primera vez, ella va a estar presenciando un milagro y lo va a saber. 

Cuando le describa a su hijo ciego un atardecer o un árbol, ella va a ver mis creaciones como pocas personas pueden verlas. Yo le voy a permitir ver claramente las cosas que yo veo: ignorancia, crueldad, prejuicios. 

Y le voy a dar fuerzas para que esté por encima de esas cosas. 

Nunca va a estar sola. Yo estaré a su lado cada minuto de cada día de su vida y esa madre estará haciendo mi trabajo tan seguramente como si estuviera aquí, a mi lado. 

¿Y que hay de su santo patrono en este caso?, le pregunta el ángel con un lápiz en la mano. 

Dios vuelve a sonreír y responde:"Un espejo será suficiente".


Erma Bombreck